EL JARDIN

El Jardin de “EL REGUGIO DEL SALINERO”

Explicación

En la creación del jardín de “El Refugio del Salinero” hemos querido, entrelazar el clima de la zona, lo ornamental, lo autóctono, el bajo consumo de agua y el bajo mantenimiento del mismo.

De esta manera, se han respetado árboles ya existentes en la parcela como dos acacias medio porte, un pino resinero (Pinus Pinaster), una encina (Quercus Ilex), un ciruelo (Prunus domestica), un almendro (Prunus dulcis) y un cerezo (Prunus  Cerasus). Para completar el arbolado hemos aportado dos liquidámbar, un sauce llorón (Salix Babilónica), un avellano (Corilus Avellana), un abedúl (Betula Utilis), un magnolio (Magnolia Grandiflora Gallisoniensis), tres palmeras (Trachicarpus fortunei), una picea azúl (Picea Pungens) y un olivo (Olea Europaea). Del arbolado aportado, el abedul, el sauce llorón y el avellano son árboles autóctonos. Los liquidámbar, las palmeras, la picea azúl, el olivo y el magnolio los hemos aportado como árboles ornamentales. Todos ellos regados mediante sistema de riego por goteo.

refugio salinero exterior 06
refugio salinero exterior 04
refugio salinero exterior 05

En cuanto al resto de plantas, al igual que con el arbolado, hemos aportado arbustos autóctonos como el enebro. Además de plantar arbustos resistentes a los largos y fríos inviernos y a los cálidos veranos, que a su vez dieran un toque de color y belleza, como adelfas de distintos colores, evonimus, durillo, arce del Japón, picea clauca globosa, rosales, festuca azúl, hypericum, saxifraga, plantas aromáticas como la lavanda, el romero y tomillo limón.

Todo esto perimetrado por un seto de photinia y otro de leylandi.

Y como al igual que el arbolado, todos estos arbustos y plantas regados por un largo sistema de riego por goteo para minimizar el consumo de agua.

No han podido faltar los antes mencionados el olivo, la encina y el laurel por motivos, a parte de ornamentales, de simbología.

El laurel es historia, es tradición y es grandeza, como queremos representar en “El refugio del Salinero

El olivo es el símbolo mundial de la paz. El refugio del Salinero te ofrece toda la paz del mundo donde te puedes relajar y disfrutar.

La encina simboliza la justicia y la fuerza. Este árbol canaliza la energía y permite transformarte en lo que desees. El refugio del Salinero te ofrece esa misma opción, disfrutando de su piscina, sus distintas zonas, su entorno, etc…

Disfrutaremos a su vez de unos 700 m2 de césped de los cuales, unos 300 m2, que regamos con un sistema de riego por difusión, rodean a una gran piscina y el resto forman una gran planicie que escolta a lo anterior y que regamos con un sistema de riego por aspersión.

Todo esto lo aderezamos con grandes y bellas zonas de piedra de colores mezcladas con zonas de corteza de pino, grandes y espectaculares rocallas, tinajas y un gran “arroyo” que nace de una tinaja espectacular de la que mana canto redondeado blanco simulando el agua de un arroyo, con sus dos orillas de piedra de la zona que recorre una longitud aproximada de 30 metros y desemboca en un bello y ornamental olivo custodiado por impresionantes cantos de granito blanco.

En definitiva un jardín creado para el deleite y disfrute de todo el que lo visite.

UN ENTORNO ACORDE

Y SOBRE TODO AGRADABLE